Hola soy Manuel Hernández.


Si estas mirando mi web es porque hay algo que te preocupa o algo de tu vida que necesitas cambiar. Te invito a que la visites, podrás encontrar videos y textos donde explico como ayudo a mis pacientes.
Todos nos encontramos en constante evolución y tenemos diferentes aspectos de nuestra vida que queremos mejorar.
Soy licenciado en psicología y biología con sede en Fuengirola y pongo especial énfasis en ayudar a mis pacientes utilizando técnicas de EMDR, hipnosis o mindfulness que ayudan a aliviar la ansiedad y el malestar en pocas sesiones.
Los problemas pueden ser variados; miedos o fobias, sensación de vacio, ataques de pánico o depresiones. Otras veces pueden ser adicciones o problemas con la comida. Invertir en salud es hacerlo en calidad de vida.
Yo ayudo a llegar al origen de los problemas y aprender a vivir de una forma diferente. Tomando siempre los mismos caminos no podemos esperar un resultado diferente.
Puedo ayudarte a tomar caminos nuevos que te hagan tener una vida mucho mejor, a ti y las personas que te rodean. Pero recuérdalo siempre, nosotros no somos magos ni hacemos milagros!! La llave que te abre la puerta a una vida diferente y mejor solo la tienes tú y la terapia puede ayudarte a encontrarla.
Si vives en Málaga, Fuengirola o en la Costa del Sol y quieres hacer cualquier consulta sobre mi forma de trabajar y ayudarte no dudes en ponerte en contacto conmigo por correo o teléfono y estaré encantado en atenderte.

CASOS DE ÉXITO

  • Ya hace casi 3 años que Manuel me trató en una situación para mi horrible, miedo a las chinches de cama, que alguien trajo a mi casa pero que aún cuando no estuviesen, tras cuatro desinfecciones, cerrar mi casa habitual, trasladarme temporalmente a Málaga… Yo seguía sintiendo que había aunque no las viese. No me atrevía a ir a casa de nadie, ni estar con la gente porque consideraba que yo las podía portar en forma de huevos, incluso me daba reparo ir a la consulta. Alguien me habló de Manuel y él me curó en 4 sesiones. Nunca se lo he agradecido bastante y ahora que veo este blog lo hago, ya con la prueba de que en cerca de tres años no he vuelto a padecer esta tortura que no me dejaba vivir, me dio las herramientas para desechar cualquier asomo de la obsesión. Profesional y honrado, ya en la tercera consulta me dijo que igual no necesitaba acudir más, yo quise ir una cuarta.
  • La verdad,es que no sé por donde empezar para dar las gracias a Manolo.Tuve la suerte de que apareciese en mi vida porque sin él, todavía estaría preguntándome por qué entraba en éste vacio tan grande llamado depresión. Ha sabido encontrar las causas y sobre todo me ha enseñado a saber afrontarlas. Podría añadir cien adjetivos de lo magnífico profesional que es y lo que me ha ayudado. Siempre está ahí cuando lo necesitas. Cercano, atento, responsable ; sabiendo que puedes depositar toda tú confianza; es como si estuvieses con un buen amigo.Con la terapia EMDR he vivido experiencias y recuerdos que no imaginaba que me podrían pasar…¡Es una pasada!. Limpia historias o malas vivencias del pasado, donde personalmente me he visto reflejado en el modo de actuar que he llevado en todos estos años de mi vida. Para mi, la distancia tampoco ha sido un obstáculo, puesto que tenía que hacer 40 kms para ir a verlo.Y me alegro de haberlos hecho porque sé que tengo un amigo y psicólogo excepcional cada vez que lo necesite.
  • Nadie sabe cuanto puede ayudarte una persona hasta que no conoces a Manuel, y eso es lo que me ocurrió a mi… Manuel cambio mi vida, si totalmente. ¡Fue mágico! jejjeje siii mágico. Desde que asistí a su consulta por primera vez lo sentí, toda mi vida dio un giro 180 grados, me a ayudado tanto que ahora puedo decir que soy feliz, me quiero, me valoro y sobre todo se para que vivo… No creo que sea necesario decir que tan grandísimo profesional es, además de amigo y gran persona. En pocas palabras es lo mejor que me paso en la vida… por que si no hubiera sido así, aun estaría metida en el pozo que estaba. Manuel mil gracias… y ojala muchísima gente que necesita ayuda tuviera la suerte que he tenido yo…
  • Como consecuencia de una infancia traumatica en la que solo me enseñaron a ser una niña buena, siempre dispuesta a satisfacer a los demás, en la que nadie me dijo que antes que a nadie debía amarme a mi, he vivido muchos años de dolor, de malos tratos, de ataques de pánico,de no quererme, como consecuencia de pertenecer a una familia tóxica que podaban a diario las ramas de mi vida, hasta la bendia resiliencia que toda mi vida me acompaño se resentía, cansada de tanto sostenerme, porque la vida insiste en ser mi amiga y el destino mi enemigo... y fue la vida, esa que insiste tanto en ser mi amiga, quien me puso a Manuel en mi camino. En solo 4 sesiones ha borrado mucho dolor, ya no necesito tomar ansioliticos , me estoy reconociendo, queriéndome cada día más, cuidando mucho a mi niña interior, sabiendo poner limites, me esta liberando del chantaje emocional del que he sido victima, liberándome de la necesidad constante de agradar a los demás. Manuel me esta enseñando a abrir las fronteras de mi mente para que surgan explosiones de esperanza en mi cabeza atormentada y pueda reconocer las maravillas que hay en mi. Queda camino por andar, pero de tu mano Manuel sera mucho mas fácil recorrerlo. GRACIAS!
  • A los 38 años me sucedió algo que nunca hubiera imaginado: Un simple acontecimiento a esa edad despertó un trauma que formó parte de mi niñez y que siempre había sido ignorado. Episodios de maltrato por parte de mi padre muy duros, que incluso a una edad adulta repitió, no sólo abofeteándome cuando yo tenía 30 años, sino también con desprecios y cambios de humor constantes hasta hace bien poco cuando ya tuve que poner tierra de por medio para poder freno a esta locura. El hoy te quiero, y mañana no quiero ni verte... De repente era incapaz de levantar cabeza, me sentí completamente desolada, decepcionada por mi madre y sin ningún apoyo por parte de ellos, ni de mis hermanos... al contrario, "la culpable de las palizas y la falta de protección era yo" por ser, para ellos, una niña muy difícil. No hay palabras para describir brevemente aquella crisis que nunca en mi vida había tenido, y el hecho de haberme convertido en madre lo despertó y me desquebrajó emocionalmente. A través de mi marido caí en las manos de Manuel (Momo) y fue como un despertar, un amanecer tras una larga noche oscura... sus palabras, su análisis, su empatía, tantos minutos en los que me enseñó a no sentirme culpable y a ver todo lo que había vivido desde otro plano más humano. Gracias Momo por centrarte en mí, por tu respeto, por tu sensibilidad... sin ti no hubiera podido salir de ese bache y mantenerme hoy en pie y feliz por lo que tengo. GRACIAS, SIEMPRE!
  • Solo tengo palabras de agradecimiento hacia Manolo... Ha conseguido lo que veia imposible, salir de una situacion que me tenia totalmente anulada como persona. El EMDR, el apoyo incondicional de Manolo, su comprension, su humanidad y la profesionalidad que le caractarizan han resultado infalibles conmigo y me han hecho ver la salida. Tengo confianza plena en él... Parece mentira que en tan poco tiempo haya cambiado mi actitud ante la vida. Me siento fuerte, alegre, viva y sobre todo completa. ¡Gracias, gracias, gracias!
  • Hoy día tengo la absoluta certeza de que no damos a un psicólogo la debida importancia que tiene. No dudamos ni un minuto en ir a cualquier traumatólogo, odontólogo, hacernos radiografías etc etc, pero por prejuicios o por lo que sea no vamos a que nos hagan otro tipo de radiografías que nos explique lo que nos pasa "en la cabeza" y arreglen lo que nos afecta mucho mas de lo que parece. Yo desde hace muchísimos años he padecido de TOCS con rachas mejores y otras peores. También he tenido rachas de medicación y he recurrido a mas de un sicólogo. En mi caso, con todos los que he topado me han resultado profesionales honestos que intentan solucionar tu problema, sin dobleces. Sin embargo, aunque en sus respectivos momentos me han ayudado, no me han sacado del todo de los TOCS. El valor añadido que encuentro a Manuel Hernández es la apertura de métodos, ya que en él he encontrado lo bueno que he visto en otros sicólogos a los que fuí en el pasado, mas lo que él le aporta de su cosecha… y su cosecha es muy muy buena. Me dio buena espina el verle en un vídeo y saber que aparte de psicólogo también es licenciado en biología. Después lo he podido comprobar en persona. Es un apasionado de la lectura (por lo menos en la científica tal y como se comprueba al entrar en la consulta) y también está "macroactualizado" en metodologías que van mas allá de las clásicas de siempre (sin rechazar ninguna ellas), ya que me consta que se recicla constantemente asistiendo a ponencias de todo lo relacionado con la psicología. En mi caso me ha empezado a aplicar EMDR, en lo cual es un erudito, y estoy avanzando todo lo que podría haberlo hecho de haberle encontrado antes. Con la perspectiva que me dá mi "psicobagaje", tengo bastante claro que hubiera sido una suerte el haber dado con él mucho antes. Para terminar, al margen de sus métodos y conocimientos, decir que de empatía, complicidad y trato humano: magnífico.  
  • Hablar de Manuel es hablar de confianza y salud. Es aquella mano que en el abismo te coge y con firme mirada y constancia te lleva a la orilla, es quién me ha dado la llave sobre mi misma para con ella abrir y cerrar puertas sin miedo a saber lo que hay dentro porque fue el quien me acompañó en cada una de ellas. Manuel descifra el laberinto con instinto y sabiduría, con firmeza y seriedad, con cariño y delicadeza. Mi vida después de haber pasado por él se ha llenado de luz, una luz que me hace mirar de frente, fijar la mirada, sin miedo, sin verguenza, sabiendo quién soy y a qué atenerme, reconociéndome plena, integrada en comunión con todos las partes que configuran ese "yo" para algunos tan complejo.
    Profesional, humano, sincero, verdadero y decente son algunos de los adjetivos que lo definen.
    Gracias de nuevo.
    MARÍA.
  • Manuel, Manolo, Momo ha cambiado mi vida. Yo estaba ya un poco cansada de loqueros que no te miran a la cara, que solo saben escribir y escribir sin preocuparse realmente de quien tienen delante, hasta que conocí a Manolo, profesional, cercano... HUMANO! El sabe que nunca podré agradecerle lo suficiente lo que ha hecho y hace actualmente por mi. Cuando lo conocí no era capaz de salir a la calle, habia perdido toda ilusión, me sentía sola, vacía; de esto hace solo unos meses... A día de hoy, vivo en el extranjero! Cuando hablamos siempre me recuerda mi punto de partida y es increible! Si no lo hubiese conocido no se que habría sido de mi. Lo del EMDR me parecía una cosa un poco rara al principio; pero a través de un familiar muy cercano lo conocí, ella superó su claustrofobia en 2 sesiones creo y eran 15 años padeciéndola; como soy una incrédula de la vida tuve que ir a comprobarlo en propias carnes... Y aquí estoy ahora, con fuerza,con ganas de todo, de experimentar, de conocer aunque sea la mitad de los lugares que el ha visitado (que envidia). Un día sujetó mi mano, creyó y cree en mi, me apoya, me enseña... No es un simple psicólogo, es un ayudador profesional. Gracias, ojalá todos los que pasaran por situaciones así tuvieran la suerte que tuve yo de conocer a Manolo.
  • Hola, soy Javier. Hubo un etapa de mi vida que se vio marcada durante varios años, por estrés, ansiedad y pensamientos negativos e impulsivos que me restaban energía y me hacían sentir realmente mal. Todo ellos se iba agravando con el tiempo de forma iterativa. En mi caso, se trataba de una dependencia emocional y gracias a Manuel la he ido superando poco a poco con todo lo que ello implica, (recuperar mi confianza, subir la autoestima, controlar mis pensamientos, y en genaral, recuperar la vida que había dejado de lado hacía algunos años). Además de ello, Manuel me hizo y me hace seguir avanzando y creciendo como persona en todos los aspectos y planos de mi vida. Gracias a él, me he adentrado en objetivos que me aterrorizaban y que por supuesto, yo solo, jamás me hubiera adentrado. Al haber triunfao en algunos objetivos y fracasado en otros, los miedos poco a poco iban mermando hasta practicamente superar mi problema. Decir que Manuel ha sido uno de los mayores pilares de apoyo durante mi lucha y sus técnicas, conmigo, 100% satisfactorias. Muy reconmendable.
  • Hola soy Isabel. Soy médico y me ayudó mientras estaba pasando el momento más traumático de mi vida, la pérdida una de la personas más importantes de mi vida. En dos sesiones con EMDR me ayudó muchísimo y desde entonces he entablado amistad con él y lo recomiendo encarecidamente entre mis pacientes y el motivo, a parte por su empatía y disponibilidad, por el arte que tiene para fusionar la distintas terapias que suelen usar los distintos tipos de psicólogos por separado (T. Cognitivo conductual, psicoanálisis, hipnosis, EMDR…). Es un profesional que por las dos carreras que ha estudiado (biología y psicología) cuando valora a un paciente tiene muy en cuenta tanto los factores con los que se nace y con los que se hace y que está abierto a usar la herramienta que más útil le sea en una terapia no tomando partido por una de ellas y devaluando la que menos conozca como hacen otros profesionales. Y su mejor virtud que es un curioso y está constantemente satisfaciendo su curiosidad y aprendiendo mientras tanto, con sus libros, sus cursos, sus viajes, sus preguntas, su afán por relacionarse con personas de distintas edades, culturas… En fin, sin duda alguna lo recomiendo totalmente.
  • Desde que el destino me cruzò con Manuel mi vida ha cambiado. Asimilo mucho mejor las cosas y además es buenisimo con las técnicas!!! Me queda mucho aun por superar pero lo que llevo de camino ,lo llevo super contenta con los resultados!!! Os lo recomiendo a todos,no es un psicologo cualquiera, es Manuel Hernández!
  • No olvidó compartir mis alegrías con aquel al que le cuento todas mis penas. Acudí a Manuel de la misma forma que un barco a punto de hundirse lanza un SOS preso de ataques de pánico. Si has lanzado un SOS, y no tienes respuesta, si estás en un callejón sin salida, si estás rebuscando por los bolsillos por los cajones, restos de la persona que ya no eres… Si te miras en el espejo y no te reconoces. Si has decidido rendirte porque en tu vida el miedo te ha ganado la partida: Manuel es tu hombre. El trato no es de un psicólogo: el trato es de un amigo de los que ya no tenemos o que nunca tuvimos. Hace que te sientas reconfortado en todo momento y te ayuda a que tú mismo tomes el control del timón de tu vida. Porque sólo lo puedes hacer tú, nadie puede sonreír por ti. Te ayuda a gestionar todas las situaciones a las que te enfrentas para que tu barco coja el rumbo que perdiste y que pensabas nunca jamás recuperar. Está contigo en todo momento, no sólo en su consulta. Él se interesa por tu estado cuando los demás saben cómo estás y no te llaman. Está día a día. Es increíble. Es totalmente profesional y recomendable. Manuel muchas gracias de todo corazón.
  • Hola Manuel y a todos los que leais mi opinión, en mi caso estaré eternamente agradecida a las terapias, ya que yo vivía con un miedo continuo que me vencía un día y otro sin dejarme ser feliz y que cada vez se apiadaba mas de mi, gracias a mi psicólogo Manuel Hernandez y a su terapia MDR (es la terapia que me aplicaba a mi) he vuelto a ser feliz y a disfrutar de momentos que antes era incapaz, he sido madre y ahora estoy liada pero retomare la sesiones por que me ayudan muchisimo. Desde aqui os animo a probar por que se involucra y mira mucho por sus pacientes, la mente es muy poderosa y es necesario un profesional para saber trabajar con ella. Un saludo. Muchas gracias, espero seguir bien pero aun asi volveré.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR