ATAQUES DE PANICO

Los ataques de pánico son períodos en los que sufrimos de una manera súbita un intenso miedo o temor con una duración variable, la sensación es bien de muerte inminente, de perder el control o incluso de volvernos locos.

Los ataques o crisis de pánico generalmente aparecen de repente y pueden alcanzar su máxima intensidad en unos 10 minutos. No obstante, pueden continuar durante más tiempo, cuando al tratar de evitar la situación no podemos encontrar la manera de evitar la situación bien parando el ataque o saliendo del lugar donde estamos.

Con el tiempo podemos empezar a evitar situaciones y lugares debido al miedo a que la situación pueda volver a repetirse, lo cual no hace sino empeorar el problema al impedirnos llevar una vida normal.

Los ataques de pánico pueden tener un origen bien espontáneo debido a una situación de estrés máximo (accidente de tráfico, situación de peligro extremo etc..) o bien por haber sufrido un largo periodo de ansiedad no tratada que desemboca en un trastorno agudo.

En ambos casos se puede tratar con éxito aunque la duración del tratamiento será diferente en función del número de ataques, intensidad, etc.. en cualquier caso el tratamiento con EMDR es de una alta eficacia ayudándonos a que el problema desaparezca completamente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies