El TDAH

Los niños necesitan jugar y distraerse, estar abrumados por las tareas que los padres y el colegio les exige es natural y en algún caso pueden tener problemas a la hora de abarcar demasiado para su edad. Pero hay ocasiones en que la falta de concentración y atención es excesiva.
No pueden estar quietos o inclusos sentados en clase, tienen mal rendimiento escolar porque no se concentran al estudiar y tienen mucha impulsividad, probablemente tengan un TDAH (Trastorno de Atención e Hiperactividad). En nuestra clínica podemos hacer un diagnóstico eficaz estudiando las ondas cerebrales.
En los niños (y adultos) con estos trastornos se puede observar un exceso de ondas lentas (Ondas Theta) en las zonas del procesamiento de la información y pocas ondas rápidas en las zonas del control de los impulsos.
El TDAH es un problema neurobiológico. Hemos descubierto que en el cerebro de las personas con TDAH hay una actividad menor de lo normal en las zonas frontales y centrales del cerebro que son responsables de la atención, la planificación y el control de los impulsos.
En el gráfico se puede observar como existe un porcentaje mucho mayor de ondas lentas (THETA) que de ondas rápidas (BETA) en la zona superior del cerebro (Cz)
Hasta ahora el único modo de terapia que existía para estos casos era o bien tareas para fomentar la concentración (de tipo lectivo) o medicamentos para reducir la ansiedad con efectos secundarios a medio y largo plazo. Con el Neurofeedback podemos ayudar al cerebro a modificar su funcionamiento sin intervenir con fármacos. Sin efectos secundarios de ningún tipo, es el cerebro el que aprende a hacer las cosas de una forma diferente.
El Neurofeedback, fue desarrollado por científicos de la NASA en los años 70 como forma de ayudar a los astronautas a aprender a regular variables neurológicas.
Es muy eficaz para la mejora de la atención, la hiperactividad y la impulsividad, siendo inocuo, sin efectos secundarios y de beneficios duraderos.
Mediante Neurofeedback se enseña a la persona cómo potenciar las regiones del cerebro con un mal funcionamiento, consiguiendo una notable mejora en la capacidad atencional, la concentración, y el autocontrol.
Las zonas que regulan el control de impulsos se encuentran dañadas lo que hace imposible la planificación de tareas.

Las áreas frontales que controlan la atención no son capaces de funcionar de forma adecuada y provocan que no se pueda producir la concentración necesaria para estudiar o hacer tareas que requieran un rendimiento intelectual.

Qué ventajas tiene la aplicación de Neurofeedback en casos de TDAH

  • Mejora de la concentración y la atención.
  • Desarrollo de habilidades cognitivas, emocionales y sociales
  • Mejora del rendimiento escolar
  • Mejora del control de impulsos: rabia e ira.
  • Regulación emocional que ayuda a controlar las emociones negativas, como enfados, berrinches, etc...

 
Con el programa LORETA se puede observar que áreas del cerebro son las que están causando el mal funcionamiento del cerebro y por lo tanto diagnosticar de forma acertada si hay algún problema a nivel neurológico.

Déficit de atención y Neurofeedback

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies