Mapeos cerebrales (QEEG)

Los mapeos cerebrales o Encefalogramas cuantitativos (QEEG) es una técnica innovadora que permite trasladar los resultados de un electroencefalograma (EEG) que realizamos en la consulta a unas imagenes coloreadas que nos indican si hay algún tipo de perturbación o anomalia en el funcionamiento cerebral.

El objetivo es realizar un EEG y poder interpretarlo en primera instancia para ver si las ondas cerebrales son adecuadas a la tarea que se está realizando (por ejemplo estar con los ojos abiertos o cerrados).
En este primer estudio se puede ver si hay disfunciones como ondas demasiado lentas o demasiado rápidas, que pueden indicar ansiedad o ralentización en el procesamiento cognitivo.
Para poder hacer las mediciones usamos un gorro con electrodos que miden la actividad cerebral en cada zona de la cabeza, el proceso es inocuo y solo mide las ondas eléctricas con las que las neuronas se comunican, esto nos indica si todo es normal o hay algún proceso que pueda interferir en el procesamiento normal del cerebro.
Una vez realizado el EEG nuestro programa informatico (WINEEG) nos permite poder transformar las ondas que se ven en el ordenador en mapas del cerebro donde podemos estudiar si hay un exceso o defecto de cierto tipos de ondas, donde se produce este y en que grado. También nos permite conocer si hay diferencias entre un hemisferio u otro o si hay ondas en lugares que no deberían estar.
Por ejemplo un niño que esté diagnosticado (o se sospeche) que tiene TDAH tendrá un mayor déficit de ondas en las partes fontales de la cabeza (lo que le dificultará el control de impulsos) y en las zonas medias lo que no le permitirá concentrarse. O una persona con insomnio que tenga un déficit de ondas alfa en las partes posteriores de la cabeza l no podrá relajarse ni siquiera con los ojos cerrados.

Finalmente mediante un programa llamado LORETA podemos ver que áreas del cerebro son las que están causando el problema con unalocalización exacta que nos indicará cual es la mejor intervención a realizar. Cada zona del cerebro produce un tipo de ondas más que de otras y esto va a influir en la concentración, en el sueño, en el lenguaje en la comprensión lectora o en el control de impulsos entre otras cosas.
Una vez hecho el diagnóstico y un informe detallado, con el equipo de neurofeedback podemos intervenir de forma inócua en el funcionamiento del cerebro modificando la forma en que se comunica y consiguiendo un funcionamiento mucho más adaptado.


Image_003

Informe Anónimo de un paciente tratado con Neurofeedback

Caso de paciente tratado con Neurofeedback en la consulta
VER CASO REAL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies