TRASTORNO LÍMITE

Hay personas que psicológicamente viven al límite de todo. Son incapaces de regularse emocionalmente. Pasan de un estado de tristeza a alegría sin saber porque o tienen miedo de estar solos y al mismo tiempo no quieren estar con nadie, o tienen la necesidad de hacerse daño o acabar con todo.
En la mayoría de los casos esto ocurre por situaciones traumáticas o dolorosas que ocurrieron en la infancia. Pueden ser abusos sexuales, violencia en el hogar, abandono o muerte de seres queridos o sensación de vacio y soledad durante la infancia.
Muchas veces las personas con este trastorno usan drogas, personas, rituales u obsesiones para poder escapar del dolor que sienten dentro y que no saben cómo controlar.
Los síntomas para diagnosticar a una persona que sufre de TLP son:
  • Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginario
  • Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.
  • Alteración de la identidad: auto-imagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.
  • Impulsividad en al menos dos áreas que son potencialmente dañinas para sí mimo (Ej..: gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida..).
  • Comportamientos intensos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.
  • Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (por ej.: episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y raras veces unos días).
  • Sentimientos crónicos de vacío.
  • Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira (por ej.: muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
  • Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.
El Trastorno límite de personalidad si bien es una enfermedad grave y que causa mucho sufrimiento se puede curar pero exige mucho compromiso del paciente con la terapia y mucha confianza en la persona que la va a ayudar. Algo muy difícil para alguien que desde muy pronto aprendió que no podía confiar en nadie.
Se trata de curar las heridas emocionales y ayudar a vivir el mundo de una forma equilibrada y sana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies